El blog ya tiene nombre

Hola, mi nombre es Cristina. Y tú, ¿cómo te llamas?

Desde que nacemos todos tenemos un nombre, es nuestra marca personal, nuestro signo de identidad y se trata de una palabra que cuando la gente la pronuncia rápidamente todos mirados. ¡Cuánta fuerza tiene un nombre!

Podemos investigar sobre su origen, podemos buscar en un gran libro de los nombres y preguntamos por qué lo eligieron para nosotros o preguntar directamente a nuestros padres. Si ponemos tanto empeño a conocernos a nosotros mismos… ¿cómo no vamos a dedicarle tiempo a elegir el nombre de nuestro blog?

Parece una tarea fácil, al fin y al cabo se trata de elegir solo un nombre ¿no? Pero cuando nos ponemos manos a la obra con nuestro proyecto y nos surge la pregunta: ¿qué nombre le ponemos? ¡Ufff! Aquí empieza la cuesta arriba, para muchos un calvario, un ir y venir de ideas pero… ¿cómo elegimos el nombre perfecto para el blog?

En un momento dado te aparece el nombre perfecto en la cabeza, como un flash, intentas ponerlo en las opciones y resulta que ya está siendo usado ¡chas! Enseguida tienes que pensar en otro, otro, y otro hasta que por fin logras dar con uno que te gusta, que se relaciona con el tema principal del blog y que suena bien, sí, suena bien y me gusta.

Así pues hoy comienzo este blog, un blog que quiero compartir con mis alumn@s y con las personas a las que les guste educar, aprender, compartir, divertirse.

Bienvenidos, El Pasillo de Primaria abre sus puertas, pasa y ponte cómod@. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada